miércoles, 30 de junio de 2010

Tan sólo este Mensaje da Enseñanza para publicar un Libro - Libro 18 - Dios No Quiere, Permite - Tomo III - Pag. 71-72


En Sueño Profético decían:

Dios elige Pudor y Recato contigo mismo. Amor al Prójimo con su Nombre delante. Siempre confiar en Él y nunca mirar al Cielo en silencio o en palabras que pudieran ofender. Hacer todo el bien que puedas, a sabiendas que Él te ve. Rogar por los pecadores que el demonio arrebató para oír de los hombres: “¿cómo lo permite Dios?” Que esta palabra la dice el que no vive su Amor.

Dijo uno:

El pecado es caída, unas veces que caíste, y otras fue que te tiraron. Que el que tira tiene nombre de endemoniado. Que siendo pecado y pecador, uno es que peca, otro es mando de Luzbel, que persigue, ofrece y da, y ya va haciendo pecado de escándalo.

Dijo un día Jesús a los Discípulos:

“El que sabiendo que sois mis Discípulos, os ofreciera el veneno del pecado, nunca tendrá el Perdón. Porque al que mi Padre en Mí le da el Perdón, ya entra en mi Gloria. Y si el que está al mando de Satanás está en mi Gloria, Yo no soy Dios en la Tierra y en el Cielo.

El que haya pecado y se acerque a vosotros, perdonadlo en mi Nombre. Que Yo, ya os doy Mando”.


Desperté, oí:

Con estas Enseñanzas que Dios da
al que elige para enseñar,
¿¡qué puede aprender del hombre!?

Si así no fuera,
¿qué contestaba a las preguntas
que el lector hiciera?

Tan sólo este Mensaje
da Enseñanza
para publicar un libro.

Detén un poco el pensamiento
en lo que habrá ya escrito
en estos 26 años
que Dios trae a diario su Espíritu.


***