martes, 8 de junio de 2010

“Gracias Señor” - Libro 42 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo IV - Pag. 14-15-16


En Sueño Profético decían:

“Gracias Señor” es palabra muy bien dicha, “Gracias Señor porque te veo en momentos de mi vida”.

Dijo uno:

A Dios lo nombra más el que más lo Ama.

A Dios lo nombra más el que siente su compaña.

Hoy has dicho “Gracias Señor” con alegría por las palabras que has oído de la ayuda que te mandan los que están lejos y sienten esta compaña, y por los que están cerca y te ayudan con grandes ganas.

“Gracias Señor” fueron tus últimas palabras, hasta que te puso silencio el Sueño, y ya las oías dichas a tu espíritu sin cuerpo.

Decían que al que Dios le da sus Palabras, algún Poder también Dios le da cuando habla, y el que las oye debe abrazar estas Palabras y no despreciarlas por creer que las suyas son más acertadas.

Desperté, oí:

La oración del Elegido llega al que está lejos lo mismo que al que está cerca.

Es oración sin descanso.

El día lo hace grande, y la noche le da oración con fuerza al espíritu arrobado.

“Gracias Señor” es el cierre del Mensaje.

Mensaje que dicta Dios de lo que el hombre no sabe.


***