domingo, 18 de julio de 2010

Desecha los sufrimientos y piensa en esta Vida - Libro 33 - Dios No Quiere, Permite - Tomo V - Pag. 52-53


En Sueño Profético decían:

Tú pon la Confianza en Dios y Él te mandará alegrías, que nadie podrá decir que no es el Cielo el que las envía. Son sufrimientos los que da el hombre porque no piensa en esta Vida. Y todavía piensa menos en quitar sufrimientos al que Dios trae su Espíritu a esta Vida.

Dijo uno:

Cómo no se darán cuenta de que son momentos cogidos por Satanás, príncipe de los demonios.

Cómo pueden pensar en el sufrir que guarda y pasar por su puerta y no entrar. Que esto da llanto escondido, para a Dios no disgustar, porque Dios así no quiere, pero es un permitir que deja más.

Si estudiaran tus reacciones, más verían que de la Tierra no son. Que esta es la Enseñanza que ella quiere dar al que diga: “Soy cristiano y católico y esta noche es fecha de Nacimiento de Dios Hijo, noche que se nombra en todo el mundo que crean en Dios y en otro Mundo”.

Desperté, oí:

Desecha los sufrimientos y piensa en esta Vida.

Que de Aquí sale el Mandamiento que no es medicina.

Es Amor de Dios, que es el que da la Paz Divina.

Hablaban en este Arrobo del sufrimiento y del Nacimiento de Dios.

Fue Nacimiento no oculto, porque en vivienda no nació.

Si el hombre pensara esto, a todo lo que viera injusto le quitaba valor.

Tuvo que esperar que Le dieran, siendo el Dueño de todo.


***