jueves, 1 de julio de 2010

Primeros Hechos Sobrenaturales: 9ª Parte


Y de momento me puse de rodillas con la vista hacia el suelo, y dije:

-¿Tú eres Dios?

Me contestó inclinando la Cabeza.

Con una mano sujetaba el Palomo, y con la otra decía: "Levántate, Levántate."

Yo le dije: Señor, no sé dirigirme a Ti, ni hablarte.

Y me dijo: "Tú háblame, que tú hablas muy bien, y yo sé cómo tú eres."

Me levanté y le pedí una cosa para que me creyeran.

Y me dijo: "Concedido lo tienes."

Le dije: Señor, ¿cómo me van a creer?

Y me contestó: "Ya lo dirán hombres de ciencia."

Le pregunté si podía decirlo.

Y me dijo: "Que Me ves, dilo. El milagro, no."



Continuará...