domingo, 25 de julio de 2010

Muerte Normal - Libro 63 - Investigaciones a La Verdad - Tomo X - Pag. 133-134


En Sueño Profético decían:

Los que viven con cuerpo deberían pensar en la muerte, que no respeta niños, ni jóvenes, ni ancianos; ni títulos, ni millonarios, ni a los que son elegidos para mandar en naciones, formando guerras, y matando con un disparo a muchos cuerpos, que el suelo queda como siembra que no sale tallo y ya no sirve la tierra. Pues este comparar le va al cuerpo muerto.

Dijo un espíritu con Mando de Dios:

El hombre debería pensar en la muerte normal, que cuando el cuerpo está vivo a la muerte espera ya. Pero si tiene Enseñanza de un espíritu como el que Dios tiene Elegido con cuerpo, al pensar en la muerte ya a Dios le pide que le ilumine para enseñar cómo tiene que vivir el cuerpo para no perder el Reino de Dios.

Se está hablando normal, poniendo comparaciones para que los cuerpos, que viven todavía, aprendan de esta grande Sabiduría. Que a veces, si algo no haces bien, es para retirarte de Dios. Que estos son cogidos cuando quieren retirarlos de un bien que tengan.

Desperté, oí:

Si se pensaran en los malos momentos que el Elegido ha tenido, ya ves que es Poder de Dios, que cuando es poder de la Tierra tienes que, para entrar, pedir una licencia y bien pagada.

Aquí, ya pronto habrá más Libros con prólogos de Obispos. Que esto quita el sueño y da mal pensar a los que a Dios no han querido representar en los prólogos.

Tienen que pensar y ver todos los que Esto creen que si pudieran harían barbaridades para que el Elegido estuviera solo y con lágrimas de compañeras.

Pero con el Poder de Dios no pueden.

Antes de llegar el sueño, el cuadro de la Cena de Dios Hijo rayos de luz a la habitación parecía que le ponía.


***