miércoles, 28 de julio de 2010

El hombre es el culpable del sufrimiento - Libro 29 - Dios Manda en Su Gloria Que Enseñen - Tomo IV - Pag. 156-157-158


En Sueño Profético decían:

Si quisieran a Dios, verían esta Fuerza y este Mando que llega al InstrumentoInstrumento de Dios, Sinónimo de Elegido; En este caso se refiere al Profeta Ana García de Cuenca..

Si quisieran a Dios, la ansiedad de la Gloria les hacía buscar estas Comunicaciones que no están en ningún libro, ni el hombre las puede escribir ni inventar, porque llevan estas Palabras: “Por sus obras los conoceréis”.

Dijo uno:

Si estos Escritos no fueran dichos por Dios y dictados por Espíritus que Aquí, en su Gloria vivimos, porque su Palabra nos dio Vida Eterna, no podría la materia tener la fuerza que tiene tan grande al desprecio del hombre. Si lo sigues, ves que no es normal, ni en sus actuaciones ni con la fuerza que recibe el sufrimiento. Que el hombre es el culpable del sufrimiento, como no sea sufrimiento de muerte. Pero la muerte, ya la trae el que nace con vida, y ya espera muerte.

Desperté, oí:

El hombre, el sufrimiento más grande lo pone en la muerte.

Y no lo pone en el desprecio que le tiene a lo que Dios, en su Gloria, a él le manda, para que no pierda Gloria.

Que no haya interpretación, que la muerte no es sufrimiento cuando se quiere como Dios tiene mandado.

Pero debe de ser sufrimiento mayor ver el desprecio que el hombre Le tiene a Dios tan grande.

Piensa: llevar tu hijo acunado y que el desprecio le llegue cuando fueras a presentarlo.

Sabiendo que por Él tiene vida lo que ves con vida.

Pues esta es la estampa que tuvo la Madre Virgen.

Y sigue sufriendo por ser Madre del hombre y querer que ninguno pierda su Gloria.

Únete a la Madre Virgen y pide por los pecadores.

Que el hombre, con el adelanto, le quiere quitar el nombre.

Que este es el sufrimiento que si no amas, no entiendes.


***