domingo, 23 de enero de 2011

Camino que anda el espíritu una o dos veces - Libro 4 - Te Habla el Profeta - Tomo I - Pag. 205-206-207


En Sueño Profético decían:

Aquel que no quiso amistad con Dios Hombre y despreció su Presencia, hoy no puede estar con Él.

Aquel que Lo insultó viendo el bien que hacía, hoy no está con Él.

Aquel que Le pidió prodigios y cuando no los vio realizados se apartó de Él, hoy no está en su Gloria.

Dijo uno:

El que ahí no busca a Dios, Aquí no lo encuentra, no lo encuentra porque desde ahí ya va por camino diferente.

Dios entra en su Reino al que estando ahí, ya quiere entrar; al que estando ahí, cree en las Palabras que Dios Hijo dejó dichas: “Mucho Me queda por deciros”. Estas Palabras las dijo Dios Hombre cuando poco faltaba para que el hombre le diera muerte en la cruz.

El dejó esta Enseñanza advirtiendo que vendría su Espíritu, que sería por Él mandado para guiar a los hombres por su Camino, por el Camino de Dios, Camino que anda el espíritu una o dos veces. La primera vez de pasar el Camino, Dios acepta la Libertad que le deja al hombre, y manda espíritu aunque no quiera el hombre. Cuando este espíritu tiene que abandonar la materia, ya, si no quiere, no vuelve por el mismo Camino que Dios lo mandó. Este Camino es Mando de Dios, y retorno, si el hombre quiere.

Si el hombre no busca las huellas del que Aquí Dios trae, ¿cómo darle Dios esta Gloria?

Desperté, oí:

Por mucho que quiera el hombre
poner el mundo cuadrado,
el mundo será redondo,
como Dios tiene mandado.

Busca, estando en ese mundo,
este Camino de Dios,
y aprenderás a saber
la mentira, la verdad y la razón.

La mentira es el vivir
que te retira de Dios.

La verdad es el vivir
con ansias de ver a Dios.

Y la razón voy a dar:

El que ahí a Dios despreció,
hoy con Dios Aquí no está.

Este Camino lo pasas,
una vez, queriendo Dios,
y el retorno, te lo deja.

Te lo deja en Libertad,
por si no quieres Camino
que en Gloria te pueda entrar.

Este Camino es forzoso,
una vez y nada más.


***