martes, 25 de enero de 2011

Si este Dios no fuera Dios, todos creerían en Dios - Libro 9 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo I - Pag.


En Sueño Profético decían:

El que ama a Dios, a Dios busca y por Dios pregunta.

El Amor retirado es llorado.

Si quieres a Dios, no vives sin Dios; y si vives sin Dios, no quieres a Dios.

Si estos Escritos no aceptan, es porque su Sabiduría no alcanza.

Como no creen en Dios Vivo, saben que Dios Muerto no habla.

Si este Dios no fuera Dios, todos creerían en Dios.

“Si mis Palabras no las entienden, es porque no Me aman. Los Mensajes son comunicados por espíritus de mi Gloria, que en esta Gloria es donde habita mi Padre. Mi Padre habita en Mí, y Me mandó entre el hombre para que el hombre conociera a mi Padre. Hoy manda su Espíritu hablando a través del hombre. Este Lugar no sea discutido, y sí sus Palabras reverenciadas. Si mi Padre no fuera el Hijo y el Hijo no fuera el Padre, su Espíritu no le hablaría al hombre”.

Desperté, oí:


Es de sentidos atrofiados quien lea estos Escritos y busque quien justifique si es Dios el que los dicta. Esto sobrepasa con tal fuerza, que las frases, ellas solas, se defienden.

En lo Divino es primero el entendimiento y luego la palabra. Y en lo material es primero la palabra y lo ultimo el entendimiento.

Si el que dice que ama a Dios, lo amara, no existiría un fariseo.

El hombre quiere que Dios cure, pero que no hable. El hombre rechaza a Dios porque Dios no acepta sus injusticias; lo mismo que no acepta ahí, juzga Aquí.

No quiere más a Dios el que dice que Lo quiere, sino el que Lo busca. A Dios se busca, y Él elige.

El Elegido es envidiado, pero no copiado. Si todos amaran a Dios, Elegidos no existirían.


***