martes, 11 de enero de 2011

Que no te encuentres en la siembra - Libro 6 - Dios Manda en Su Gloria que Enseñen - Tomo I - Pag. 250-251


En Sueño Profético vi el campo sembrado de trigo, y la siembra ya tenía espigas, y uno decía:

Aquí se esconde un hombre porque ha hecho un delito. Se viene escondiendo siempre que hace un mal. Ya lo han visto varios campesinos. Cuando llegue la siega se le acabará el escondrijo. Poco tiempo le ha hecho servicio el trigo. Llegará la siega y quedará descubierto el mal, por encontrarse sus pies defectuosos.

Aquí voy a comparar al que ahí vive la vida queriendo engañar a Dios y escondiéndose detrás de la hipocresía:

Mucho menos tiempo que la siembra le hizo servicio, mucho menos tiempo es esa vida sirviendo de escondrijo para el mal que hace el hombre. Aquí, se cuenta más rápida la estancia ahí, que la siembra pueda servicio hacer. Pregunta a un campesino, que éste lo sabe bien. Pues que compare la vida y di que más corta es. Todo esto Aquí dictado y ahí quedando en papel, que lo estudien y repasen, y no se quieran esconder.

Desperté, oí:

Poco tiempo le hizo servicio
la siembra al pecador.

Como la vida, ahí dura,
cuando la siega hace Dios.

La siega es la materia
que ya entierras sin valor.

Más valor tiene la siembra
que tiene recolección.

Este ejemplo Aquí se ha puesto
por salvar al pecador.

Es mejor que no te escondas
y que busques la razón,
dejando la hipocresía,
que no es postura “pa” Dios.

Piensa en la vida, que es corta,
y que hay Eternidad,
y cuando llegue la siega,
que Dios mandará segar,
que no te encuentres en la siembra.


***