domingo, 16 de enero de 2011

Lumbre Eterna y lumbre de la materia - Libro 9 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo I - Pag. 106-107-108


En Sueño Profético vi una lumbre más bien redonda, o sea, que sus llamas salían siempre en forma de bola.

A unos metros había otra lumbre con unas llamas altas, y luego se ponían chicas, o sea, muy desiguales. Llegó un hombre y le echaba unos leños, y cogían fuerza las llamas. Dejó de echar leña, y se quedó en ascuas. Pasó un segundo y ya las ascuas quedaron negras. Se formó un fuerte viento y se llevó la ceniza, y ya quedó un manchón negro.

Dijo el mismo que echó la leña:

Estas dos lumbres que Aquí se han visto, han simbolizado: Vida espiritual y vida de materia.

La lumbre que sus llamas son iguales, es la Lumbre Eterna.

La lumbre de grandes llamas, y otras veces medias llamas –de las que dejan estas grandes–, es la lumbre de la materia.

En esta lumbre te dicen: “En el vivir de la materia, empieza formado vida la lumbre, y tú ves sus llamas pequeñas –ésta es la infancia–. Le sigues echando leña, y sus llamas, altas quedan, pero te viene el cansancio de seguir buscando leña y de ver cómo se apaga, y ya te sientas y esperas a que venga un vendaval y quedes como la lumbre: tan sólo en mancha negra”.

Ahora puedes comparar la lumbre de llamas fijas sin que nadie eche leña: “Es el Amor Divino, que si tú amas, alimentas, y nunca la verás alta, ni sus llamas chicas quedan, y jamás quedan en ascuas ni hay vendaval que la mueva; ya tendrá éste cuidado, por saber que es Vida Eterna, por saber que es Amor puro, de todo Amor que Allí llega. Esta Lumbre es la Gloria, que Dios convierte en hoguera.”

Desperté, oí:

¡Qué Visión de las dos vidas
te hace este Dios del Cielo!

La lumbre de amor de Tierra
sin ocuparte del Cielo,
y la Lumbre que es la Gloria,
a donde para lo Eterno.

A una la ves con la fuerza,
y siempre el mismo fuego.

A la otra tienen que estar
sin dejar de echar maderos.

Sin dejar de echar maderos,
y al final tú mismo dejas
que quede mancha en el suelo.

Tres edades de la vida
te simboliza este fuego.

El Eterno, sólo una,
que ames a Dios del Cielo.

Si chico empiezas a amar,
no dejas mancha en el suelo.


***