lunes, 17 de enero de 2011

Dios te da Libertad, para que Lo quieras o no Lo quieras - Libro 7 - Investigaciones a La Verdad - Tomo I - Pag. 80-81


En Sueño Profético vi que llegaban a mi cama muchos borregos.

Y dijo uno: “¡Es que buscan al Pastor!”

El Pastor arrobaArrobo: Desprendimiento del espíritu por la Fuerza del Mando de Dios y obediencia en la carne esperando el retorno del Mando (L.76-Pag.73-74-75) el espíritu, y mientras lo buscan los corderos, estos corderos no pueden pasar sin su Pastor.

Desaparecieron los corderos y quedaron muchos espíritus como haciendo oración, con las manos unidas, y se oía un canto que parecía una sola voz, y había muchísimos.

Estos espíritus son Comunicantes, y cuando Dios arroba, ellos dan el Mensaje que Dios les encomienda, siendo fácil para Dios lo que el hombre ve tan imposible.

El hombre, si preguntara con Amor al que es Aquí arrobado, vería como actúa el Poder de Dios. Dios maneja al espíritu tan solo con su Poder, siguiendo este espíritu la Obediencia Divina, no sintiendo necesidad ni cansancio, por ser sólo espíritu sin materia. La materia sí siente cansancio. El espíritu, su Alimento, es el Amor. En esta Gloria la Vida es Amor. Este Dios da vida Eterna para el que no quiere morir para Dios.

Desperté, oí:

El que quiere Vida Eterna, ama y obedece al que se la ofrece.

Y busca, como los corderos, al Pastor.

A Dios lo buscan cuando quieren permanecer siempre vivos los espíritus.

El espíritu que no va con Dios es espíritu muerto, por todos los siglos, para Dios.

El espíritu es ahí donde elige, donde alaba y donde ofende.

El que a Dios alaba ahí, su sitio ya tiene Aquí.

El que ahí no alabó a Dios, Aquí ya no Lo encontró.

Si ahí él no quería saber ni preguntar, ¿qué Gloria iba Aquí a encontrar?

¡Sí! Dios te da Libertad, para que Lo quieras mucho o no Lo quieras amar.

Por eso, cuando Aquí vienes, es sitio que eliges ya.


***