lunes, 3 de enero de 2011

El hombre ofende a Dios porque es Dios - Libro 5 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo I - Pag. 67 - 68 - 69


En Sueño Profético decían:

El hombre nombra el Nombre de Dios sin saber lo que es de Dios, ni lo que quiere decir: “Dios”.

Si el hombre pensara que Dios es Dios –Sabiduría y Poder Infinito desde antes del comienzo del mundo, y que este Poder es sin fin, esto es, Eterno–, el hombre no diría estas palabras:

¿Por qué Dios no hace esto?, y ¿por qué no lo hará así?, y ¿Dios cree que esto se puede aguantar?

Y ya, cogiendo al farsante en su comportamiento con el Prójimo y en el buen papel que cree que hace, si éste pensara y estudiara lo que es Dios, que lo está viendo y dejando actuar como dejó a Judas, si éste supiera el Poder de Dios, si no Lo amaba, éste le temería a Dios.

Desperté, oí:

Si todo el que nombra a Dios Lo amara, muy pocos no Lo amarían.

A Dios Lo aman, Lo llaman, Lo buscan y Le ruegan.

Pero cuando Dios le habla al hombre a través del hombre, cambian el amarlo, por el desmentirlo; el llamarlo, por no ir a oírlo; el buscarlo, por irse por camino opuesto; y el ruego lo cambian, por no dejar de pensar cómo hacerle la vida imposible a este InstrumentoInstrumento de Dios, Sinónimo de Elegido; En este caso se refiere al Profeta Ana García de Cuenca. que Dios con tanto Amor utiliza.

Si en Dios no creías, cree cuando te digan que hay un Profeta.

Y si creías y no amabas, ama para que Dios te ame.

Y ya, como tú amas y amabas, Dios te premia, haciendo que sientas sus Palabras.

Si amas a Dios ahí, ten por seguro que Él te traerá Aquí.

Dios sufre porque es Dios.

Y el hombre ofende a Dios porque es Dios.

Si Dios hiciera un día de Dios, ten por seguro que el mundo en ese día acabaría.

El que hace mal es el que sabe lo bueno que es Dios.

AGUSTÍN DE MÓNICA


***