jueves, 17 de marzo de 2011

Hombre Culto - Libro 5 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo I - Pag.25-26-27


En Sueño Profético decía Agustín:

Es cosa de decir “yo sé”,
y es cosa de no saber nada;
es cosa que asombra Aquí
el no oír estas Palabras;
es cosa que si lo piensan,
viven dando a Dios la espalda;
es cosa para pensar
si Dios la vida no acaba;
es un pensar sin pensar,
porque a este Dios no aman.

No piensan, porque al pensar,
verían las cosas claras,
y se sentirían sensatos,
aunque a Dios no Lo amaran.

Esto es de hombre culto,
el saber que no sabes nada,
y es de pensar también
que la vida ahí no acaba.

Yo viví con hombres cultos,
y cultura despreciaban
cuando oían a alguno
que de esta Gloria les hablaba.

Ellos hacían preguntas,
y el sabio les contestaba.
“El Sabio”, decían ellos,
al que de la Gloria hablaba.

Sabio de Sabiduría,
sabio que nadie enseñaba,
sabio de Poder Divino,
sabio que Dios enseñaba.

Es de pensar y no querer,
el ver que aquí Dios le habla.

Filósofos que esto lean,
fijo que le montarán guardia
a estos Escritos Divinos,
que sirven para Enseñanza.

Si el culto no quiere aprender,
que publique para el que ama,
que para querer a este Dios,
cultura no te hace falta,
pues si Lo amas tú,
la cultura Él te manda.

El hombre tiene olvidado
que vive ahí en ese mundo
con pocos días contados,
y que peca muchas veces
por tener a Dios olvidado.

Desperté, oí:

No crean que son pecados
sólo los que hizo Agustín.

Que también son aquellos
que a Dios quieren desmentir.

El no aceptar el Mensaje
es hacer desaire a Dios.

Si el hombre pensara un poco
en las formas que hay de pecar,
vería que ésta es una,
de a Dios no querer escuchar.

Y también hace pecado
el que maltrata al Lugar.

Hubo quien hizo pecados
de ver a Dios maltratar.

No se puede hablar de Dios,
sin querer oír hablar
a Domingo si éste fuera,
a Teresa o a Tomás.

Todos los que Dios eligió,
oyéndolos tu verás
que les manda una fuerza,
una fuerza sobrenatural.

Si el hombre pensara un poco
y amara, en el pensar
vería cómo ofendía
el no querer publicar.

AGUSTÍN DE MÓNICA


***