lunes, 21 de marzo de 2011

“Yo Soy el que publico y revelo al mundo la existencia de mi Gloria” - Libro 7 - Investigaciones a La Verdad - Tomo I - Pag. 14-15-16


En Sueño Profético decían:

“El que Me ame, buscará en ti mis Palabras. El no querer oírselas al que las lleve de Aquí, ya es renunciar”.

“Nunca Yo fui donde desprecio daban a mi Padre”.

“Yo hablo al espíritu que su materia vive en el Prójimo”.

“Yo Soy Dios Hijo, el que el hombre conoció en la Tierra”.

“Yo Soy el Dios de Aquí del Cielo, y también el de la Tierra”.

“Yo mando que mi Palabra hoy dictada salga a la luz, sin la oscuridad que el hombre quiere darle”.

“Yo Soy Dios Hijo y también Soy Dios Padre”.

“Yo Soy el que publico y revelo al mundo la existencia de mi Gloria”.


Desperté, oí:

Ha sido el mismo Dios
el que ha dado su Mando.

Ha sido el Poder del Padre,
del Hijo, y en Espíritu hablando.

Ha sido el no querer
que Lo sigan despreciando.

Dios manda que se publique,
y se verá publicado.

Y al hombre que no ame a Dios,
Dios lo tiene ya apartado.

El Instrumento publica
porque Dios se lo ha mandado.

Y el que lea los Mensajes,
ve claro que es Dios hablando.

¡Qué pena, para el que ama,
tener esto tan callado!

¡Que pena que juzgue el hombre
al que tiene que juzgarlo!

Debería el hombre pensar
lo que Dios podría hacer
si no hubiera Eternidad.

Dios espera al que ama,
y retira al que se aparta.

No hay mejor certificado,
que vivir siempre a Dios amando.

Pues si el Amor siempre está
en brotes de crecimiento,
dale la duda al demonio
y entrégate a este Reino.


***