viernes, 18 de septiembre de 2015

Esperanza y confianza en Dios

En Sueño Profético hablaban de sufrir con esperanza y confianza en Dios, o sufrir viéndolo todo cerrado e imposible coger la llave. Gran diferencia hay de esto, a pensar: “ya abrirá el Dueño la puerta, y a mí me mandará entrar”.

Dijo uno:

El sufrimiento que los Sabios de Aquí le llaman sufrimiento, es no tener seguridad de la Presencia de Dios. Aquí sí vive a gusto el sufrimiento, aquí sí es dueño de esta vivienda.

Un día –cuentan Aquí en esta Gloria y me lo mandan dictar–, al pasar el Maestro cerca de unos que estaban en la faena de la vendimia, había dos hombres discutiendo que uno tenía más sufrir que el otro. Los dos discutían que el suyo era mayor. Estando en estas fuertes palabras, se paró el Maestro y, señalando a uno que estaba de espaldas, dijo:

   –Llamad a aquel hombre y decidle que venga, que ha sido llamado por mi Padre en Mí.

Y quedó en silencio este Dios. Llegó el jornalero y se puso de rodillas, dando reverencia a las palabras que le llevaron, dadas por el Maestro. Ya dijo el Maestro:

   –Éste tiene un sufrimiento que pasa la medida de la paciencia, pero me tiene a Mí siempre en su presencia y confiaba en que mi Padre nunca lo dejaría, y ya era sufrir de mi Gloria, que es sufrir por lo que Yo sufra. Hoy, cuando llegues a tu casa, verás ya a todos cambiados, porque no tendrán vista hasta que entres tú por la puerta. Ellos mismos te dirán llorando, que quieren conocerme.

Desperté, oí:

Este hombre sufría porque ninguno de su familia quería a Dios Padre.

Cuando supieron del Maestro, que era el mismo, cuando alguien Lo nombraba, risas a la vez hacían sonido.

Los dos que su discutir fue lo que paró al Maestro, sufrían por avaricia de bienestar y dinero.

Nunca pensaban en Dios, y no podían soportar el trabajo y el dolor.

El que a Él tanto quería, tenía sufrimiento grande de pensar en su familia.

Nadie notaba sufrir, porque Presencia vivía.

Nunca Lo quiso buscar, por creer no merecía.

Si sufres amando a Dios, Él puede ir en tu busca.


***

Libro 13 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo II - C3