lunes, 21 de septiembre de 2015

No borréis la huella del bien

En Sueño Profético referían Palabras que Dios, cuando vivió de Hombre, repetía con frecuencia.

Dijo Santiago:

Un día, yendo con el Maestro siete como yo, de los que respirar no podíamos sin su Presencia, ya pasadas las cuatro y más cerca de las cinco, dijo uno de los siete:

   –Maestro, buen sitio nos viene para acampar. ¡Siempre dejando mi deseo después de tu Mando!

Lo dijo por cansancio, y el Maestro aceptó para explicarnos mejor a todos parados, ya que en el caminar, unos a otros nos empujábamos, aunque sin enfado y con Amor; pero los que cogíamos su roce de cerca, ya procurábamos seguir recogiendo sus Palabras con nuestra mirada, cosa, que el que detrás iba, ya no veía su mueca que más Vida te daba.

Dijo otro:

   –Yo Santiago voy a decir las Palabras: “Antes de que habléis de Mí, dejad obras hechas, pero brillantes. Yo nombro a mi Padre cuando ya han visto que soy Dios.

No borréis la huella del bien, porque si la borráis no se cunde la Enseñanza.

No confundid al valiente con el vanidoso, y no acobardaos ante el poderoso.

El que mis Palabras oiga, piense que son para que vayan a otro hombre. El que más hable de Mí, más llenar tiene de la Palabra de mi Padre, y menos ignorarán mi Existencia.

El que haga vida en contra de mis Mandamientos, él solo se aparta de los que los cumplen.

Cuando vitoreéis al hombre, os premiaran. Cuando enseñéis mi Doctrina y vean que Me amáis, os darán martirio, porque el espíritu del mal anda suelto con el desprecio de mi Padre; a todo el que no cumple mi Palabra, él lo busca de compañero; mi Padre lo arrojó de su Presencia, por querer ser como Yo, siendo Dios, y sin guardarme obediencia.

Yo soy el Único Dios por los siglos, y cuando me vaya de la Tierra, de los siglos sin final, porque yo Vivo sin Tierra
.

Desperté, oí:

Hoy termina el Dictado
sin más Palabras dictar.

Pues dictar sería poco,
para Palabra encontrar.

Esta Gloria ha dictado,
para acabar de dictar.


***

Libro 3 - La Palabra del Creador - Tomo I - C1