martes, 16 de noviembre de 2010

El pecado que está puesto como ley, no tiene perdón - Libro 34 - Dios Manda en Su Gloria que Enseñen - Tomo V - Pag. 25-26-27


En Sueño Profético hablaban del pecado. Ponían pecado en muchos sitios que el hombre lo había quitado. Decían:

Si no tienes compasión, cuéntate por pecador.

Si la Palabra de Dios la practicas con la reforma del hombre, cuéntate por pecador.

Si despreciaras Mensaje que ves que es dicho en el Cielo, cuéntate por pecador.

Cuando veas el vivir que vive el RecaderoSinónimo de Elegido; se refiere al Profeta Ana García de Cuenca. que Dios trae Aquí, para cundir ahí que Dios es Vivo, y sigue sus mismas Palabras, que no pueden ser prohibidas, por ser Evangelio. Que esto, no ha faltado desde que Dios hizo el Mundo: quien diga: “Dios me ha llamado para que cunda que Él está en el Cielo y en la Tierra, entre el hombre que su vivir te dice cómo cree y ama al que tiene su ficha, que es la que sale en su Juicio Final, donde no te sirve la mentira que al que Dios elige quisiste echar o tapar pensamiento para el sufrir agrandar. Estos son pecados que no se pueden ayudar. En cambio, el pecado de escándalo, si el que ama a Dios usara este Amor, había pocos pecadores que siguieran pecado cuando a Dios le nombraran diciendo: “Deja por Dios el pecado, que Dios se hizo Hombre y bajó a la Tierra para salvarnos, y enseñar cómo amarse los hermanos de Dios Padre”.

Desperté, oí:

Nombraban en el Reino de Dios muchos pecados que el hombre quería quitar el nombre de pecado y poner este:

“Es que los tiempos han cambiado”.

El pecado es no practicar la Palabra de Dios.

Y doble pecado no practicar el Evangelio y no enseñarlo.

Es más ladrón el que roba y está enseñado, que el que ve la puerta abierta y cerca de sus manos aquello que él desea.

Pues piensa la gravedad que es no enseñar la Palabra de Dios, y al pecado decir: “Eso no es malo”.

Esto hace más daño que el pecado de escándalo.

El de escándalo, habiendo Amor al Prójimo puedes quitarlo.

El pecado que está puesto como ley, no tiene perdón y vas agrandándolo.

Es ladrón que roba porque ve o ladrón que está enseñado.


***