lunes, 29 de noviembre de 2010

Hay que hacer público el Mando de Dios - Libro 62 - Te Habla el Profeta - Tomo III - Pag. 40-41-42-43.


En Sueño Profético hablaban del creer en Dios y del amarlo:

Decían, que el creer en Dios era Buscarlo. Y que el que quería amarlo, quería hacer las obras que su Enseñanza dejó en la Tierra.
Sigue un espíritu el Mensaje:

Esto es para el Elegido: Él hace el bien que puede, y Dios se lo paga. Si esto lo pensaran, se verían que la palabra acción, es levantar al caído. Esta palabra viene de Dios, y si de Dios viene, tienes que retirar todo lo que no vea bien el que Dios manda, y aceptar lo que diga para querer a Dios más. Tan sólo al pensar en esto, era para que todo el que está aquí unido pidiera a Dios que el Mundo supiera que de la Gloria sale la Sabiduría para todos los de la Tierra.

Decían: ¡Qué Fuerza da Dios a los que elige! Pero esta Fuerza es para vivir después su Mando.

Desperté, oí:

Hay que hacer público el Mando de Dios.

Si no obedecen estas Palabras, dejan sitio a Satanás.

Todos los que sirven a Dios, tienen cerca a espíritus de Satanás, por sí pudieran retirarlos de Dios.

Repetían estas Palabras que Aquí dictan:

"No importa cundir que Dios está hablando aquí.

Y que este Caso, hoy es único".


***