lunes, 8 de noviembre de 2010

Fe, Esperanza y Caridad - Libro 32 - La Palabra del Creador - Tomo III - Pag. 32-33


En Sueño Profético decían:

Si de Dios no fuera este Mando, ¿quién lo podría seguir con tanto desprecio, con tanto sufrir y tantos obstáculos? Que el que dice que ama a Dios puede quitarlos. Si esto no fuera de Dios, ya se habría parado. Lo primero el escribir, lo segundo el caminar dando aliento al necesitado de Espíritu y ayudar a que viva el cuerpo. Si esto no fuera de Dios, quedaría en secreto, porque el hombre, de Dios no quiere saber nada como no se vea enfermo. Y mayoría nombran a Dios sin seguridad de que pueden hacerlo. No tienen Fe ni Esperanza. La falta de Caridad te lo va diciendo.

Desperté, oí:

La Fe, la Esperanza y la Caridad tienen cada una un sitio.

La Fe, cuando a Dios pides.

La Esperanza, cuando esperas lo que pides.

Ya, la Caridad, tiene que verla el de delante y el de detrás.

El de delante, porque espera.

Y el de detrás, porque si quiere, acompaña a llevar la Caridad.

Si quieres saber dónde actúa Dios, sigue al Instrumento.

Y verás abandono a estas Palabras y sufrimientos que superan la altura de las montañas.


***