miércoles, 17 de noviembre de 2010

Escenas con Visión - Libro 43 - La Palabra del Creador - Tomo IV - Pag. 57-58


En Sueño Profético se vio el Cielo. Estaba sin nubes y era de día, con un color azul de propio Cielo. De pronto se vio una nube como tela espesa blanca, y sin manos, veías cómo se formaba una Cabeza y una Cara, Pelo y Barba, que quedaba blanca, y lo demás en color azul formaba la cara.

Ya dijo una voz que Dios le da Mando:

Esto fue lo que vio el Elegido que Dios hoy trae a la Gloria para que diga: "Dios me dice, Dios me ha dicho, y me pone escenas con Visión, para que el hombre compruebe que es Dios hablando". Esta Cara y Cabeza que se ha visto era de Dios Padre. Esto fue de día; y de noche le da detalles de la Visión. Que el Poder de Dios hace todo y no necesita a nadie ni nada, porque su Palabra hace y destruye.

¡Qué Cara y Cabeza tan perfecta hace el Poder de Dios! No hay manos de ningún artista, muerto o vivo, que pudieran hacer una imagen tan perfecta de Dios Padre. Que más se ve el Poder por no ver manos que lo hiciera. Pues igual que esto, Dios le ha hecho al Elegido ver todo lo de su Gloria. Y luego él lo explica en el Dictado, que es lo que al Mundo está revolucionando.

Desperté, oí:

En este Arrobo Dios le hace lo que con Cuerpo le hizo, y de momento, el Elegido puso las rodillas en el suelo creyendo que sería un Apóstol.

Aquella noche le dijo que era Dios Padre, que cuerpo no lo había visto por no tenerlo.

Que Dios Hijo tenía Cuerpo, pero que era un mismo Dios.

Que su Palabra se hizo Carne, y su Poder bajaba a la Tierra, que era su Espíritu.

Todo esto lo ha visto y oído este Elegido.


***