sábado, 27 de noviembre de 2010

Estos Libros no son “uno más” - Libro 77 - Dios No Quiere, Permite - Tomo IX - Pag. 34-35-36-37


En Sueño Profético decían:

Esto no es la vida de un Santo que en cualquier biblioteca te encuentras. Esto es un Mensaje que Dios manda a diario para el hombre de la Tierra. Por eso hay que presentarlo como único Caso que hay hoy en religiosos y seglares. Estos Libros no son “uno más”, es que no hay otros iguales, citando donde queda el Manantial como el que otro igual no hay. Estos Libros, como ya han pasado por el control que la Tierra ha exigido como defensa a la Iglesia, pueden ir sin cerrar puertas, aunque no quisieran abrirlas.

Al hombre le hace falta tener en sus manos estos Escritos que para todos dicen algo, bien en secreto o bien en escándalo. Es llamada al espíritu para reformar la acción de la carne, para parar al pecado, para coger el consejo que en la Gloria dan, que es el que vale.

Dijo uno:

Al hombre le hace falta pensar
que la muerte le llega.

Al hombre le hace falta valorar
más el espíritu y que sea secundario
lo que se llama materia.

Y que en el paso de esa vida
sus obras las haga buenas,
que use la Caridad
como manantial que brota
y sequía nunca tendrá.

Al hombre le hace falta vivir Paz
y odiar la guerra.

Desperté, oí:

El hombre en el sitio de Dios
ha presentado el pecado
con cultura y bien vestido.

El hombre sabe que hay Dios
pero se aparta o Lo esconde.

Por eso estos Escritos
hacen al hombre pararse,
y pensar en lo que hizo
o frenar en lo que hace.

Pero no se puede quedar
pensando que Dios no hay.

Lleva estos Dictados lejos y cerca
para que de Dios ya hablen,
que Él irá abriendo caminos
en religiosos y seglares.

Que Esto no puede quedar
encerrado con llave,
dando libertad al pecado
y premiando al más grande.

Si los buenos fueran buenos,
los malos no eran tan malos,
porque Dios se hizo Hombre
para cortar el pecado.

Pero el hombre
con su cultura lo agranda
y lo va premiando.


***