lunes, 6 de junio de 2011

Dios se compadece porque ama - Libro 8 - Dios No Quiere, Permite - Tomo I - Pag. 221-222


En Sueño Profético decían:

A Dios Lo quieren más en el recuerdo que en Presencia. Si Lo quisieran en Presencia, Lo buscaban. Buscarlo es amarlo, y él ya se presenta.

Dios tiene mil formas de comunicarse. Dios Lo sabe todo, pero como te deja en Libertad, tú actúas sin su influencia y Él va puntualizando, y al final te da las notas. ¡Da pena que el Profesor quiera enseñar y no acudan los alumnos!

Desperté, oí:

El Espíritu de Dios conoce a otro Espíritu de Dios; Éste, ni hace daño, ni pone resistencia.

“El que cree en Mí, no puede vivir sin el Comunicante”.

Si el cartero se busca, no es por ser cartero, sino por la noticia.

Dios no tiene prisa para juzgar.

Deja la Libertad completamente libre y espera.

Pero cuando Él se comunica, sí tiene prisa en que hablen de su Comunicación.

Esto tiene que ser con actividad y rapidez, dando facilidad para que todos participen de la Palabra de Dios Vivo.

Cuando Dios ve la forma que el hombre tiene para quitarle a Él “el Dios”, es cuando más se compadece.

Dios se compadece porque ama.

El que no quiere no se compadece.

Donde no hay Amor, no hay compasión.

Yo amé a Dios y tuve compasión de mi madre.

AGUSTÍN DE MÓNICA


***