lunes, 13 de junio de 2011

Sencillo es de comprender - Libro 7 - Investigaciones a la Verdad - Tomo I - Pag. 69-70-71


En Sueño Profético vi un sitio grande en forma de bóveda, y se veían personas no igualadas; venían hacia el sitio donde yo estaba, pero no andando, venían sin ver cómo venían, pero lo que veías lejos, lo tenías cerca rápido. Se quitó esta Visión y se oían cánticos ya lejos, y una voz cerca dijo:

Esto es la Gloria, de la que muy pocos hombres hablan con exactitud, y muchos menos sienten este sentir de Gloria.

Dijo uno:

Este sentir es sentido por el arrobado, habiendo veces de sufrir la materia en el momento de la separación del espíritu, para ser traído a la Gloria y llevar a la materia la Enseñanza, sin fallo que pueda el hombre enseñar. Este espíritu tiene momentos de pasar muerte, quedando la materia desconectada del espíritu, esperando la orden de Dios Hijo, dicha por Dios Padre en un solo Dios y en tres Imágenes para el hombre. Esta materia sigue un único Mando, con ansiedad de obediencia; espíritu al servicio de Dios para Enseñanza de Gloria. Estas Enseñanzas son repetidas en distintas frases, para facilidad del oyente. El Comunicante siente la Sabiduría siempre igual, por ser Presencia de Dios en Espíritu.

Desperté, oí:

Sencillo comprenderá este Escrito el que ame, y revuelo formará el que crea que Dios vive lejos.

Sencillo es de comprender,
si leyendo vas pensando.

Sencillo tiene que ser
vivir muerte el Elegido.

Si no fuera obra de Dios,
Mensaje no hubiera habido.

Hubiera sido la muerte,
sin retorno a la materia.

Y ya no era Enseñanza,
era una muerte cualquiera
de la materia enterrada.

Esta explicación de Gloria
debe el hombre estudiarla.

Y cuando hable de Gloria,
no extrañarán sus palabras.


***