viernes, 3 de junio de 2011

Talento, Cultura y Sabiduría Divina - Libro 9 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo I - Pag. 4-5-6


En Sueño Profético hablaban del talento, de la cultura y de la Sabiduría Divina. Decían:

Cultura puedes adquirirla con libros que estén hechos por otro hombre. Y talento puede tener uno que no conozca la cultura. El del talento, si se propone, puede tener cultura. Pero el de la cultura, si no es humilde y no ama, éste nunca tendrá talento.

Pero la Sabiduría Divina, ésta no hay libro que la enseñe. Esta Sabiduría es la que sirve para hacer los libros; bastón que coge el hombre para comparar si Dios habla hoy o no puede hablar nada más que ayer.

Esta es cultura del hombre: estudio que hace de lo que hay ya hecho con buena o mala interpretación, para aplicársela al que dice “Dios me habla”. La cultura del hombre debía de servirle para querer saber de Aquí y hacer libros, para que estos libros movieran al hombre a que mucho amara a Dios.

Desperté, oí:

Cuando mucho ame el hombre a Dios, el hombre será culto.

Será culto en Saber Divino y en saber material.

Esto es hombre preparado para enseñar al espíritu, de la Eternidad, y para que enseñe a que la materia se comporte.

Esto sí es hombre culto.

Hombre que enseña del espíritu, y como complemento enseña a la materia.

La materia culta sin la Enseñanza del espíritu, es cofre vacío.

Llena primero el cofre, y por último lo cierras.

Si lo cierras sin llenar, vacío te lo encontrarás.


***