viernes, 24 de junio de 2011

“Y vendrá mi Espíritu” - Libro 8 - Dios No Quiere, Permite - Tomo I - Pag. 173-174-175


En Sueño Profético decían:

Si amas a Dios, no lo calles.
Si amas a Dios, no te ocultes
donde de Dios no se hable.

Si amas a Dios, lo irán diciendo
tus hechos, tus palabras
y todo aquél que te vio.

Y si no amas y crees,
¿no te da miedo este Dios?,
que puede soltar la llave
para el Sí o para el No,
que puede venirte algo
sin remedio ahí en la Tierra
y sin remedio para Dios.
Porque Dios ya te lo manda
cumpliendo tu petición,
y petición que Dios manda
es sepultura sin resurrección.

Si crees que Dios existe,
haz las cosas por temor,
reconoce, aunque no ames,
la Libertad que Él nos dio,
porque puedes hacer cosas
desafiando a Dios,
y Él puede que te conteste
mandando tu petición.

Aquí tienes dos posturas,
pero falta la peor,
la que tiene aquél que dice:
“Yo amo a Dios,
yo cumplo todo lo que manda la Iglesia”,
pero éste, a veces o siempre,
no quiere saber de este Dios,
practica su Pasión y Muerte,
y por Muerto lo tiene,
no queriendo recordar estas Palabras:
“Y vendrá mi Espíritu”.

Desperté, oí:

Aprende primero quién dijo estas Palabras: “Y vendrá mi Espíritu”.

Aprende qué es Espíritu.

Aprende quién da movimiento a la materia.

Y ya estudia los dos mundos:
el espiritual y el material.

Pero no olvides, si piensas,
que hay un Dios nada más.

Esto también Él Lo dijo,
y tú debes estudiar.

También dijo que era el Padre,
el que estaba Allí en su Reino.

Esto no cabe en cabeza
del que Lo tiene por Muerto.

¿Para qué lees tantas veces
Palabras del Evangelio,
si no crees lo que Él dijo
y siempre lo estás leyendo?

Y ya termino el Dictado
escribiendo estas Palabras:

“Yo soy el Padre,
y mi Espíritu es el del Padre,
que Todo es el mismo Dios”.


Si el Hijo se fue al Padre
y dejó dicho: “Vendrá mi Espíritu”,
pide Perdón si has dudado.

Porque Dios, a aquél que duda,
lo retira de cristiano.


***