martes, 28 de junio de 2011

Grandes respuestas de Dios - Libro 4 - Te Habla El Profeta - Tomo I - Pag. 180-181


En Sueño Profético hacían preguntas y daban respuestas.

Ésta era una pregunta:

–¿Por qué el hombre persigue tanto la Palabra de Dios?

Otra voz contesta:

–Por falta de creer en este Dios. Y el que cree, por falta de Amor.

–¿Por qué sufre el que Dios elige?

–Porque su espíritu vive el Mando de esta Gloria y tiene que comunicar el Mensaje en el mundo material, donde el pecado, con libertad, lo vive el hombre.

–¿Cree el hombre que Juzga a Dios, que no peca?

–No aceptar, ya es pecar. Y juzgar es no creer en Dios.

–¿Elige Dios porque es Dios o porque el Elegido quiere?

–Dios se ve más que es Dios porque deja al hombre que desprecie su Gloria, y elige cuando ya sabe está un grande Amor esperándolo.

–¿Pueden llenarse de vanidad estos Lugares?

–No, porque la Humildad de Dios no deja sitio al mal espíritu.

–¿Puede callarse el “Di” que Dios da al Instrumento?

–Si no es Dios, hay silencio. Si es Dios, formarán la guerra, pero su Palabra hará sepulturas y levantará a los muertos, reconociendo es Dios.

–¿Si el hombre pensara en el abandono que tiene que darle a todo lo material, empezando por su cuerpo, se quitaría el egoísmo?

–No tendría que quitarse, porque no existiría.

Desperté, oí:

Grandes respuestas da Dios
en espíritus de esta Gloria.

Las preguntas son del hombre,
y también son las respuestas.

Aquí las dicen en Gloria
para que el hombre aprenda.

Y él solo se aplique frases,
reformando su conciencia.

Hay Palabras para el que ama
y para el que forma la guerra.

El que ama, notará la Paz
que al leer le queda.


***