martes, 14 de junio de 2011

"Yo soy cristiano" - Libro 10 - Hechos de Jesús Perdidos, Hoy Dictados en Gloria - Tomo I - Pag. 78-79-80


En Sueño Profético comparaban a los cristianos que siguen imitando a Cristo, con los cristianos que se dicen cristianos por figurar algún nombre.

Dijo uno:

No puede ser cristiano el que no imita y enseña a vivir cristianamente. No puede decirse cristiano aquel que no sepa lo que a Dios Le agrada. Si no lo sabe, no Lo ama. Y si lo sabe y no cumple, no ama.

El cristiano tiene unas Leyes que Dios Padre le mandó al Hijo que cumpliera. Siendo el mismo Dios, se puso al servicio del hombre. Él tenía que dejar una Enseñanza imborrable. Luego, no faltaría una carne que repitiera sus Palabras, siendo maltratada y azotada de palabras por el hombre.

Decir “yo soy cristiano”, debería hacer pensar al hombre.

Dios deja que cojas el camino que quieras. Dios no te dice: “Tú tienes que ser cristiano”. Pero si tú dices “yo soy cristiano”, dice mal al que vea tu forma de vivir. Ser cristiano es amar a Dios, aceptar ahí y enseñar a cómo ganar su Reino. Ser cristiano es practicar la cristiandad.

Dios Hombre y Maestro lavó los pies de sus Discípulos; enseñó que, amando, eran todos uno; que amando, todos podían sentarse juntos a su Mesa, que ésta, después, sería su Reino; que Allí –hoy Aquí–, no hay sitio sin Dios para el que ama, ni edad ni sexo. Amando, todo es Gloria y no pecado. Amando, todo es Paz, que de Aquí de esta Gloria, Dios con su mando te manda.

Desperté, oí:

¡Con qué seguridad dice el hombre: “Yo soy cristiano”!

Con la misma seguridad debería decir: “Yo amo a Dios”.

“Yo soy cristiano porque cumplo lo que Cristo nos enseña”.

“Lo cumplo y hago que los que estén a mi Mando lo cumplan”.

“Yo soy cristiano y en mis obras se ve a Dios”.

“Si a Dios no se viera, mis labios, a Dios le pediría que los juntara para siempre”.

Aprende a ser cristiano, y que tus labios los despegue el Amor que da el espíritu, porque así es como Dios quiere.

Es fácil decir cristiano cuando las obras lo demuestren.

Más vale que hagas obras y por cristiano te nombren.

Que la gente vea Amor antes de que te pongas nombre, por ser el nombre de Dios.


***