viernes, 4 de julio de 2014

El pecado te da oscuridad y te atrofia los sentidos

En Sueño Profético le hablaba la Fuerza de Dios a la impotencia del hombre; la realidad a la mentira; la castidad al pecado; lo eterno a lo temporal; la Sabiduría a los sentidos atrofiados. Decían:

El seguir a Dios
te da claridad sin Tierra.

El pecado te da oscuridad
y te atrofia los sentidos
para que vivas en tinieblas.

Dijo uno:

Por eso los grandes sabios
son rudos como la tierra,
pero con sentidos tan claros,
que viven Cielo en la Tierra,
que entienden este Lenguaje
y que de Dios todo esperan.

Pero tienes que seguir
sin dejar esta vereda,
que a veces se hace larga
según el paso que llevas,
pero siempre ganará
el que de Dios todo espera.

Desperté, oí:

Es fácil y es difícil
entender este Lenguaje.

Pues si quieres poner puntos,
las comas ya no te caben.

Y si quieres comparar
lo que pasó, lo que pasa
y lo que pase,
nunca sabrás el porqué,
si a Dios intentas mandarle.

Lo que tienes que seguir
son los trazos que Él te trace.

Que si tú a Él lo sigues,
derrota en ti no cabe.

Tienes que cantar aleluya
con los santos y los ángeles.


***

Libro 17 - Investigaciones a La Verdad - Tomo II - Capítulo 1