viernes, 18 de julio de 2014

La Vida Pública de Dios

En Sueño Profético hablaban en la Gloria, de Dios Hombre; de Dios cuando el hombre Lo vio un hombre más, y un Dios que era un Hombre cuando el hombre quería que no fuera; de cuando Dios quiso que el hombre viera su Poder, su Amor hacia el hombre y su ofrecimiento para su Salvación; de cuando Dios quiso dar testimonio con su Presencia y con sus Palabras.

Hablaban de su Vida Pública.

Dijo uno:

El hombre habla de la Vida Pública de Dios, de un tiempo breve, sin seguridad de lo que dice y afirmando lo que no sabe. A Dios, el que Lo esperó y creyó era Dios, ya Lo siguió y fue verle Vida Pública y de Escándalo; ya Le vio actuaciones del Cielo; ya fue Escándalo en el que Lo seguía.

Dijo otro:

El hombre llama Vida Pública a cuando ya se enfrentaban sus Hechos con los del hombre; a cuando Lo vieron Hombre; a cuando ya Lo perseguían porque había que Matarlo, porque sería la Sabiduría de Cielos en la Tierra, porque venía quitando los pecados al que quería su Reino; Entonces es cuando el hombre dice “Vida Pública”, “Vida de Escándalo”.

Dios nunca pudo ser oculto, siempre obraron en Él los prodigios, y siempre el que Lo siguió fue Salvado. Siempre se hablaba de Él como cosa no de la Tierra, esto, el que creía lo que el Padre habló en el Cielo y el hombre repitió.

Desperté, oí:

El que creyó que aquel Niño era Dios, ése Lo siguió.

Lo siguió y no dejó de ver prodigios.

Dios, desde su Anunciación, ya fue Escándalo.

El hombre le llama Escándalo a cuando ya va predicando.

Cuando perdona, cuando aparta, cuando dice su Crucifixión, cuando habla de su Reino, cuando se lo ofrece al hombre.

Cuando dice: “Uno de vosotros Me hará traición”.

“Os mandaré mi Espíritu”.

Y ya, cuando deja la losa levantada, la Tierra movida y su Cuerpo que sube al Cielo, es su nombre: “Escándalo”.

El que creyó en Dios Único, fue Escándalo su Nacimiento.

Su Vida Pública empieza desde que bajó del Cielo.


***

Libro 11 - Te Habla el Profeta - Tomo II - Pag. 21-22-23