lunes, 14 de julio de 2014

Poder invisible

En Sueño Profético decían:

Dios da Poder al espíritu y hace que participe la materia de este Poder invisible para los ojos del cuerpo. Es invisible hasta para el mismo Elegido, hasta que Dios manda que este Poder sea visto y comprendido. Que el comprender es también un don Divino. Y este don Divino no tiene veda para el que diga:

“Señor, yo quiero comprender tus Palabras, y si no las comprendiera, haz que haga tu Mando, contento”.

“Señor, no dejes que me aparten de Ti espíritus con cuerpo o sin cuerpo. Que estos espíritus no son de tu Reino ni van a tu Reino.”

Si esta petición a Dios todos la hicieran, todos comprenderían el Lenguaje de Dios.

Desperté, oí:

La Huella de Dios,
Dios la hace más fuerte en visibilidad.

Para que la materia
tenga fuerza y coja Mando.

Que esta fuerza la pide
el Amor a Dios
y la entrega al Mando.

Esta Huella Divina,
Dios siempre la tiene en flotación.

Con ojos cerrados y abiertos,
siempre está viendo Poder de Dios.

Su presencia ya presenta camino
para amar más a Dios.

O para dejar camino
que lleva a condenación.

También puede hacer prodigios
con Mando que le da Dios.

En este Poder y esta Fuerza,
el que quiere ya ve a Dios.

Hazle a Dios la petición
que en la Gloria ya dijeron:

“Señor, no dejes que me aparten de Ti
espíritus con cuerpo o sin cuerpo”.

“Yo te pido a Ti la Luz
para poder conocerlos”.


***

Libro 18 - Dios No Quiere, Permite - Tomo III - Capitulo 2