sábado, 19 de julio de 2014

Este Amor no tiene precio ni te exige cantidad

En Sueño Profético decían:

Esto son Palabras Divinas, Sentencias y Pensamientos profundos:

Si amaras como dices, querrías como debes.

Si dices que amas, no amas, porque el Amor no dice, responde.

Hubo quien dijo que amó,
y el Amor no respondió.

El que ama ya no puede vivir
sin seguir amando
porque el Amor se lo encuentra
donde el hombre ve el fracaso.

Este Amor no tiene precio
ni te exige cantidad.
Este Amor, lo que sí quiere
es que tú lo quieras amar.

¡Qué Grande es este Dios,
que te deja que Lo ofendas
y te espera “pa” el Perdón!

Si Dios “El Dios” se quitara,
cinco minutos “na” más,
sobraban de estos minutos
“pa” acabar la humanidad.

El Diluvio fue una gota
comparado con lo que puede mandar.

El hombre habla de Dios
sin temor y sin amar.

Si la carne se le enferma
Lo llama pidiendo cuentas.

Piensa y medita esto bien
y aprenderás a querer.

Date prisa en aprender
“pa” que luego estés con Él.

Si la clase ahí no das,
Aquí no vienes jamás.

Desperté, oí:

Este Dictado de hoy
ya lo puede repasar
el hombre que ahí en la Tierra
se tenga por literato
y por gran intelectual.

No te dirá esta palabra
aquí sobra y allí va.

Son Palabras, son Sentencias
que te hacen el pensar
en esta Gloria tan Grande
que el hombre quiere callar.

Parece juego de niños
el tanto a Dios llamar,
y luego le habla a uno
y dicen: ¡Qué loco está!

Cada vez que Dios elige
se queda en peor lugar
aquel que dice que ama
y vive en tranquilidad,
sin saber lo que Dios manda
de esta Gloria Celestial.

El que ama se conoce
porque no deja lugar
en su espíritu y materia,
a lo que no es Gloria
donde Dios está.

Medita lo que hay escrito
y a la Gloria te vendrás.


***

Libro 1 - Meditaciones y Palabras Directas con El Padre Eterno - Tomo I -Pág. 215-216-217