sábado, 15 de mayo de 2010

El pensar de los que se han nombrado - Libro 81 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo VIII - Pag. 176-177-178


En Sueño Profético hablaban espíritus que cuando tuvieron cuerpo fueron conocidos por los nombres que la Iglesia les puso, porque el Mando fue de Dios. No se dicen los nombres, pero puede que se sepan por las palabras que manda Dios que se digan:

Uno dedicaba su tiempo y su vida a ir buscando pecadores. Pecadores que éste sabía que a Dios Le habían hecho daño y su arrepentimiento la vida les quitaba. Éste que se está nombrando es para Dios uno que quitaba de pecar y a Dios los mandaba dando su Nombre.

Ahora es otro el espíritu del que se habla: Éste tenía algo su presencia, que por donde iba le decían: “¡Qué grande suerte tienes!” Esta era su contestación: “Yo quisiera que lo que yo siento, todos lo sintieran. Es un Amor tan grande que tengo que ir pregonándolo y a mi Dios siempre nombrándolo”.

Estas eran otras palabras que decían: “¡Ay Amor, que no te pago! ¡Ay Dios, que tu Amor lo voy repartiendo y yo quisiera tener poder para que mi presencia fueran copiando! Yo, Señor, no me canso de ir repartiendo este Amor que Tú me estás dando”.

Decían que hay muchos más para nombrar por el Servicio que a Dios Le hicieron.

Ya dijo un espíritu con Mando de Dios:

Ya, en todo lo que se ha dictado entra el arrepentimiento y el grande Amor de Dios. Pues Aquí dicen estos espíritus que se han nombrado, que el Caso de este Elegido tiene Palabras de Dios de muchos caminos, para formar un gran escándalo.

Desperté, oí:

Esto que se ha dictado es el pensar de los que se han nombrado.

Éstos dicen que estos Mensajes pueden formar un gran escándalo por la cantidad de Libros que se están publicando.

Pues que se busquen sitios para que los Libros y las cintas con los Mensajes en canción sean cundidos donde crean y amen a Dios.

Ya, pon los nombres que hablan en defensa del Elegido:

AGUSTÍN DE MÓNICA y TERESA DE ÁVILA


***