jueves, 20 de mayo de 2010

Estos Libros serán el escándalo del siglo - Libro 68 - La Palabra del Creador - Tomo VII - Pag. 72-73-74


En Sueño Profético decían:

La barca de Dios navega, sin miedo, en contra de la corriente. La barca de Dios es Mando y luego se hace barca, barca o monte con una sola palabra. Y ya queda todo inmovible para las fuerzas del hombre.

Dijo uno:

Qué dirán los que se creen dueños de sus vidas, en la Tierra, cuando estos Libros tengan en sus manos y, en voz alta, lean sus nombres el sí que tanto han negado. Y luego Dios, con su Mando, la barca convierte en nombres. Todo es un sí de Dios que, despiertos o durmiendo, el sí a Dios le han dado.

Dios cuando avanza su Paso qué más da por donde pise, si tiene piedras o si es llano, si las piedras se hunden antes de que avance su Paso. ¿Es que el hombre no piensa que es Dios el que lleva el Mando? ¿Quién podría haber seguido este curso con cuarenta años pasados, con azotes y con piedras tirando al que Él manda, si no es Dios el que hace la barca y el timón va guiando? Qué importa aquí la barca, los montes o los barrancos, si diciendo “Dios la lleva”, ¿quién impediría el paso?

Desperté, oí:

No habrá en las bibliotecas otros Libros como Éstos.

No podrá nadie decir que es copia o que es invento.

Son de tal talla, su inmensa Literatura, que no sería caballero el literato que Aquí pusiera duda.

Duda de que del Cielo no bajan con su Mando y su hermosura.

Su hermosura es abundancia y en crecimiento de esta sabia Literatura.

Estos Libros serán el escándalo del siglo.


***