lunes, 17 de mayo de 2010

Vida de fracaso - Libro 37 - Investigaciones a La Verdad - Tomo VI - Pag. 33-34-35


En Sueño Profético hablaban de la Grandeza de estas Comunicaciones. Decían:

Esto es muralla al talento del hombre, que ni puede romperla, ni copiarla. No puede romperla porque no habría herramientas ni fuerza para quitarla. Tampoco podría copiarla, porque el Poder de Dios si no es por el Mando de Él, no hay quien haga lo que Él hace. Esto hace callar a catedráticos y a talentos, que para el hombre son talentos de universidad, para Dios son párvulos. Si quieren aprender estas clases, Dios les pone en sus espíritus el libro del Amor, y los Espíritus de la Gloria hacen de profesores, haciendo comprender lo que es de Dios o lo que es del enemigo de Dios, que este espíritu acude al que está retirado de Dios.

Dijo uno:

La falta de creer en Dios y de Amarlo ha hecho que la cultura coja el pecado como asignatura imprescindible, con el título de “fracaso”. El pecado no puede vivir donde practiquen la Palabra de Dios, la practiquen no por el hombre, sino por sentirla. Esto no tiene tiempos, no tiene adelanto, como el hombre quiere y así está enseñando.

Desperté, oí:

Hasta que el hombre no aparte la falta de pudor y el pecado, vivirá una vida de fracaso.

Decían en el Arrobo que esta Enseñanza se destacaba de la cultura del hombre.

Hacían muchas comparaciones que venían de la cultura y el talento, que al final esto no es cultura que venga de la Gloria, es cultura sin Dios.

Dar muerte con disparo, pagando el disparo a gran precio.

Y dejar que muera el hombre por falta de comida, con el nombre de hambriento.

Romper carne unida, que es romper los Mandamientos.

Si el hombre creyera en Dios, haría entierro a todo lo que matara al cuerpo.

¿Qué cultura es criar al niño y, cuando llegue a hombre, enseñarlo a que mate o a que esté preparado para que lo maten a él?

¿Qué la carne que Dios une, el hombre la separe y la rompa?

¿Y vivan hembra y varón amontonando hijos como los animales, que puede que se unan sin saber que son de la misma sangre, que es el pecado más grande?

En la cultura sin Dios no llega el Perdón.


***