jueves, 4 de febrero de 2010

"Dios me dice que enseñe lo que para la Vida Eterna sirve" - Libro 63 - Investigaciones a La Verdad - Tomo X - Pag. 61-62


En Sueño Profético decían:

Hoy te han dado alegrías los que más quieres y los que están aquí unidos. Que éstos te han traído más prólogos de Obispos. Y no dejan de buscar donde Esto más se pueda escandalizar.

Nada más pensar en los reconocimientos que este Elegido tiene, ya ves que de la Tierra no es. Si Esto fuera de la Tierra, no dejaban al Elegido, por donde fuera, pidiéndole una firma para presentarla en sitios donde no tienen entrada.

Es pena pensar que este desprecio es a Dios a Quien se Lo dan. Todo es por falta de creer que hay otro Mundo Eterno, donde no hace falta el cuerpo.

Ya se va a decir, para este Elegido, que pensamiento que le llegue sin quitarse el pensamiento de lo que el cuerpo puede hacer, que no lo deje de hacer.

Desperté, oí:

Si el cuerpo le puede a las dolencias que tenga, y Dios le dice que pruebe, si ve que del pensamiento no se quita este mandar, tiene que probar.

Esto son clases que tienes que creer en el que Dios le da poderes y mando para que diga: "Dios me dice que enseñe lo que para la Vida Eterna sirve".

Que esto muy pocos lo aprenden porque les falta el creer en el Mundo Eterno.

Mundo donde todo sobra, porque no hay cuerpo. Que es lo que el hombre prefiere y olvida los Mandamientos.

No pierde la Gloria el que su espíritu está al Mando de Dios y olvida lo pasado.

Dicen en la Gloria que aquí se ven todos lo que están a este Mando. Que con su creer y Amor a Dios Lo siguen, y Dios los está premiando.

Unos lo tienen en silencio y otros no pueden callarlo.

El sueño ha sido corto, y el cuerpo es el que, si puede seguir sin dolencias, que siga unas horas pensando: "Yo sé que Dios me da las fuerzas que necesito".


***