sábado, 13 de febrero de 2010

Quedarán al descubierto - Libro 60 - Dios No Quiere, Permite - Tomo VII - Pag. 84-85-86


En Sueño Profético decían:

El día que ha traído esta noche, ha dejado alegrías. Ha sido responder al pedir que mucho pides, que son prólogos de obispos para estos Libros, porque a Dios le están mandando sufrimientos por esconder lo que tenían que haber sido ellos los primeros en publicar, ya que son ellos los que tienen el Mando de Dios para perdonar al que pecó y pide el Perdón.

Si pensaran en la muerte del cuerpo, que está vivo porque Dios no manda una Palabra…

Quedarán al descubierto los que creen que Dios ya no existe, ni en la Tierra ni en el Cielo. Éstos son los que a Dios le piden más castigo.

Dijo un espíritu con Mando de Dios:

Cuando vean los prólogos de los Libros que se van a publicar, los que se negaron a hacerlos, empezando por el que está haciendo de obispo del lugar donde Dios está hablando, se darán cuenta de que para Dios no tienen disculpa, porque ya había gran cantidad de Libros publicados, todos diciendo: "Dios dijo", o "Dios está diciendo". Siendo sus Palabras siempre las mismas, Dios dice: "Estas son mis Palabras, antes dichas, hoy diciendo". Y mucho repitiendo. "Que Me ves, dilo y publícalo". Pues si lees un Mensaje, ves que es Palabra de Dios.

Desperté, oí:

El pedir, cuando se pide con Amor y Fuerza de Dios, es porque el creer da la Fuerza, y ya salen estas palabras:

"Señor, yo pido la curación, por el enfermo. Pero me viene pensar, que la curación hace falta para que el Poder de Dios lo pongan lo primero".

Este pensar es del Elegido. Con palabras no es dicho, pero el arrobo sabe lo que piensa el espíritu y lo que va el cuerpo a hacer.

Dicen en la Gloria, que no temas decir que los Libros pronto estén publicados, porque este decir es Mando del Cielo.

El creer lo pone el Amor de Dios, cuando tú este Amor sientes.

¡Es pena tener que ir buscando a los que representan a Dios para que digan que Dios hoy está hablando!

Si tú lo representas, tienes que saber la verdad o el engaño.

Estos Mensajes, para entenderlos, tienes que poner el Amor de Dios lo primero.


***