lunes, 8 de febrero de 2010

El Sufrir del Elegido - Libro 55 - Investigaciones a La Verdad - Tomo IX - Pag. 41-42-43


En Sueño Profético hablaban del sufrir del Elegido. Decían:

Este sufrir es de ver que no puede hablar lo que Dios le hace ver, que es para hacer el bien y retirar el mal.

Dijo un Espíritu de Dios:

Los que están unidos al Elegido, deberían contar siempre con el Elegido, y ya la respuesta que les diera sería para bien de todos, por ser del Cielo y no de la Tierra.

Todo lo que oigan del Elegido va de donde han salido las Palabras del Arrobo.

El que tiene aquí contacto debería pensar lo que Aquí Dios Dicta todos los días para que no quede sólo en Palabras, para que quede en archivos, en Libros Bíblicos, para toda la vida.

Esto tiene su defensa leyendo los Mensajes, porque en Ellos ves Cielo, no Tierra.

Si estos Mensajes los cogieran los Teólogos, les quitarían el sueño, cuando pensaran que la Jerarquía de la Iglesia, Representantes y Ministros de Dios lo iban a pasar mal cuando les llegara la muerte y recordaran estas palabras: "Yo soy representante de Dios y administro sus Poderes. Pues no Lo he representado bien ni he administrado el Poder que me ha dado".

La Cabeza de la Iglesia debería dar una orden a sus Ministros, y que todos esta orden siguieran.

Desperté, oí:

Que no falten estas Palabras que Dios Manda que se publiquen.

Y que se hagan todos los Libros que hay que hacer.

Que ya acudirán de todos los sitios donde cristianos haya.

Todo el Arrobo era nombrando a sus Ministros y Jerarquías de la Iglesia.

Decían, que si fuera solo decir, "Dios me habla", sin poder presentarlo todo escrito como aquí está, ya podía haber sus dudas.

Pero aquí tienen todos los documentos con la Licencia Divina.

La Cabeza de la Iglesia está con estos Libros en las manos, en fotografías y periódicos publicado.

A este Elegido, el no creer que Dios está vivo, le está haciendo sufrir, ya pasados cuarenta años.

Los que están haciendo estos Libros, que pongan aquí su primer tiempo.

Ya que Dios lo está pidiendo.


***