sábado, 13 de marzo de 2010

De apariciones pueden hablar muchos - Libro 57 - La Palabra del Creador - Tomo VI - Pag. 69-70-71


En Sueño Profético se oían estas Palabras:

"Si el hombre pensara cómo mi Padre dio a conocer Su Existencia, no podría dudar de nada que oyera de mi Gloria. Antes de yo nacer ya estaba el mundo hecho. Mi Nacimiento fue anunciado por los Profetas. La palabra Profeta fue dicha por Mi Padre al lugar donde Él decía y daba sus Palabras. Mi nacimiento no tuvo barreras. Todo el que creyó a los Profetas se puso de rodillas en mi Presencia y en la de la Madre Virgen, y en la de José el Patriarca. Después de mi Presencia entre el hombre, no han faltado quienes digan: "Yo he visto a Dios y me ha dicho cómo es la Gloria". Éstos han tenido el nombre de Santos y muchos nombres más. Mi Padre habla en Mí, y Yo hablo en el que sigue Mis Pasos sin estar mi Cuerpo en la Tierra. El que no crea mis Palabras, dichas en el que su espíritu viene a mi Gloria con el Mando que mi Padre da, sus peticiones Aquí no pueden llegar".

Desperté, oí:

Después de estas Palabras, dichas por Dios Hijo, no hay palabras que puedan igualarlas.

Yo, su Discípulo, sigo su Mando con estas Palabras que decían en la Gloria:

Pueden ver en archivos, que no hay un Elegido que tenga esta cantidad de Mensajes, todos para Enseñanza de la Existencia de Dios y de su Reino.

De apariciones pueden hablar muchos, pero no pueden presentar los justificantes que este Elegido tiene.

Son muchos años pasados, todas las noches teniendo un ArroboEstado Sobrenatural en el que Dios trae un Espíritu a su Gloria para que reciba una Enseñanza. Durante este Estado, el cuerpo portador no presenta signos vitales hasta que el Espíritu vuelve de nuevo a él. cuando llega el Sueño, que su nombre es Profético.

Esta abundancia de Comunicaciones es para los tiempos del adelanto, que el hombre al pecado este nombre le ha puesto.

De este Mensaje no se pueden quitar del pensamiento las Palabras dichas por Dios en Su Reino.

Son Palabras que su Voz hace acercarse o retirarse.

Acercan al que ama, porque cree que es Dios el que habla.

Y retiran, porque le entra miedo al que estos Mensajes no los busca.

Este Mensaje es para pensar que Dios, siempre, de su Gloria tiene que hablar.

Empieza por su Venida y su Nacimiento.

Repetían, que caso como éste, con tanta abundancia de arrobos y Mensajes, no lo había.


***