martes, 2 de marzo de 2010

Los que no oyen son los que quitan a otros que oigan - Libro 9 - Dios Habla Al No Quiero del Hombre - Tomo I - Pag. 70-71-72


En Sueño Profético decían:

El hombre será perfecto cuando acepte con Amor todo lo que venga de Dios. El hombre, la mayoría saben que hay Dios, pero no quieren saber de Dios. Cuando se ve los que dicen que a Dios aman, es cuando Dios está hablando por el hombre, entonces ves a Dios hablando y muy pocos oyendo. Los que no oyen son los que quitan a otros que oigan. Estos que quitan de que oigan su Palabra ahí a este Dios, no pueden ver Aquí. Si tú cierras los ojos por no ver, y tus oídos por no oír, nadie podrá hacerte que tú sepas de este Dios, Fuente inagotable de Sabiduría Divina. El intelectual sabe que esto no es del hombre, y el que su espíritu es de Dios, sabe y conoce lo que Dios dicta, y lo que dicta el hombre. El hombre pide, sin saber lo que pide, que Dios actúe de Dios.

Desperté, oí:

Ama y verás Su Actuación.

Y cuando quieras ya Oírlo, Él será el que te hablará.

Porque en Este que tú amas, Él ya tanto te da, que tú buscas quien Lo oiga, y éstos también amarán.

Y cuando todos Lo amen, entonces, todos oirán.

Si a Dios amas, no Lo llames, porque el que ama no llama, y el que llama poco ama.

Llénate de Amor, haz que otros se llenen, y ya éstos irán haciendo Servicio de Dios.

El que más contenta a Dios, no es el que sólo Lo ama.

Contentar a Dios, es hacer que el pecado les horrorice.


***