martes, 23 de marzo de 2010

Teología que hace pensar al Teólogo - Libro 51 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo V - Pag. 80-81


En Sueño Profético decían:

Tus horas y tu tiempo sean para cundir estas Palabras dichas por Dios en su Reino. Ya que su Mando es para retirar al que aquí quiera hacer daño.

Dijo Tomás de Aquino:

Estos Dictados tienen rebose de Teología. Pero una Teología que hace pensar al Teólogo. Y hace que éste coja libros para comparar con estos temas que no están escritos. La Palabra de Dios es siempre la misma. Pero no es igual estudiarla de libros, que oírla. Igual que da más justificante el que la oye y no sabe de estudios, y lo que escribe tiene Mando para prohibir al que quisiera mejorarlo.

Yo, con mi grande amor que tenía a la Teología, si mi cuerpo viviera, esta Teología tendría que aprenderla. Son temas que te hablan de todo; y en cada tema ves que esto no es enseñanza de profesores. Esta grande Teología no te cansa. Pero debería de estar ya en todos los sitios de enseñanza para este Mundo.

El Teólogo es el que puede hacer callar presentado esta Teología con esta fuerza. Yo era un enamorado de las Palabras que Dios me decía y escritas están para enseñar a Teólogos y seglares.

Desperté, oí:

Fui Teólogo por Amor a Dios y la vida la entregaba por mi Teología.

Pues a pesar de saber que fui un grande Teólogo, hoy me siento párvulo ante esta abundancia de Teología de Palabras.

Aquí hay una gran cantidad de Mensajes, dictados en la Gloria, y sin poder nadie tocarlos.

Si mi cuerpo viviera en la Tierra, como Aquí vive mi espíritu, grande escándalo formaba con la cantidad de Libros que hay.

Si yo Esto no defendiera, no sería Tomás de Aquino.

TOMÁS DE AQUINO


***