sábado, 27 de marzo de 2010

La Sagrada Familia - Libro 33 - Dios No Quiere, Permite - Tomo V - Pag. 76-77-78


En Sueño Profético decían:

Fuerza de Dios, que apartas recuerdos tristes y alegrías presentó.

Fuerza de Dios, que demuestra su Poder al tomar la Comunión, palabra que ahí se nombra y el Ministro de Dios nombra, “Cuerpo de Cristo”, que todo es Dios.

¿Quién podría hacer agua en la boca, no poder tragar el Pan Divino, Cuerpo de Cristo, y esto viéndolo todos y aprisa? Esto da alegría y miedo para el que tenga dudas.

Dijo uno:

José, el Patriarca, ¡cuánto pasaría! Y ya pon también a la Virgen María, que fue Virgen y Madre, y sabiendo que era Dios, Dios Hijo, sufrir no podía quitarle. Dios Hijo sí podía quitarle sufrir a la Madre, pero tenía que cumplirse lo que anunciaron los Profetas, que fue Mando de Dios Padre, para que el hombre viera a Dios Hijo con Cuerpo, para enseñar al hombre a no perder su Reino. Su Cuerpo era normal, pero al Mirarlo, todos Le veían el Dios, sin corona ni insignias que llevara. Era Dios, que su Cuerpo y sus Palabras Lo presentaban.

Desperté, oí:

¿Qué más quería el hombre ver para saber que era Dios?

Pues las dudas del hombre Le hacían sufrir.

Lo persiguieron y cuando vieron que era Dios no Lo dejaron vivir y Lo mataron.

Con muerte de martillo, clavos y cruz, con corona de pinchos.

Todo por no creer que era Dios.

Y cuando creen, Lo matan.

Y que aquí fue cuando vieron que era Dios Hijo y tenía que Resucitar su Cuerpo, y sus Manos apartar.

Que los que apartó siguen viviendo Infierno.

Cuando Dios se manifiesta, pone su Poder primero.

El que Lo cree, Lo sigue. Y el que no Lo cree, o Lo cree y no quiere que sea, pondrá grandes sufrimientos.

En este ArroboEstado Sobrenatural en el que Dios trae un Espíritu a su Gloria para que reciba una Enseñanza. Durante este Estado, el cuerpo portador no presenta signos vitales hasta que el Espíritu vuelve de nuevo a él. han hablado de la Sagrada Familia.

Que por Dios Padre fue hecha para la Salvación de los hombres.


***