miércoles, 21 de abril de 2010

Dios todo lo puede - Libro 6 - Dios Manda En Su Gloria Que Enseñen - Tomo I - Pag. 3-4


En Sueño Profético decían:

“Esto son enseñanzas de Hechos ocurridos estando el espíritu con materia; unas veces los cuenta el mismo espíritu que le ocurrió y otras el que lo presenció. Dios con su poder manda su espíritu en una carne que ya ha elegido, este lugar elegido por Dios y antes ofrecido por él, comunica todo lo que de esta Gloria llevan. Ya muchos corrieron esta suerte, pero no tan abundante. Dios quiere que el hombre reconozca lo que tanto publica: Dios es poderoso, Dios todo lo puede. Esto es dicho por el hombre y esto también: A Dios no lo ha visto nadie y que hable todos los días, esto no puede ser. El que mucho ama no dice estas palabras porque sabe que lo ofende con decir “Dios no puede”, ya no hablas de este único Dios. “No puede” palabra de quien no cree nada de lo que hay hecho por Dios. No cree ni en la Creación del Mundo ni en la Resurrección de la carne. Dios resucita a la carne cada vez que tiene que presentarle servicio al espíritu; es mucho más difícil creer que Dios dé el perdón, a que Dios hable en un Lugar. Estos hombres de duda no creerán en lo anterior, deben de suprimir toda clase de comunicación que haya llevado ahí. Esos escritos de Catalina de Siena, esa intimidad que quedó para el gran Agustín dichas y confirmadas, esos versos de Teresa de Ávila y esa inmensa teología por el gran teólogo Tomás de Aquino, Domingo de Guzmán en la predicación, Francisco de Asís, Juan de Ávila y Juan de la Cruz, el gran Juan de Dios reconocido como bálsamo del enfermo y representante de Dios, el que mantuvo la carne en muchos necesitados y sanaba los espíritus, hombre de entrega al prójimo, hombre que reverenciaba al enfermo porque eran su Dios”.

Desperté, oí:

¿Quién puede decir que todos estos aquí citados no son Dios en cualquier lugar?

Dios siempre dice lo mismo;
el hombre quiere cambiar
las Palabras de la Gloria
y los trazos que Él le da
a aquél que amó con locura
cuando nadie lo vio amar.

Si dices esto es mentira
no digas que es realidad
a lo anterior que hay escrito,
que Dios se puede enfadar.


***