jueves, 15 de abril de 2010

El adelanto y el progreso - Libro 41 - Dios Habla al No Quiero del Hombre - Tomo III - Pag. 159-160


En Sueño Profético hablaban espíritus que vivieron al Mando de Dios cuando vivían en el cuerpo. Ya dijo uno:

El adelanto del hombre ha servido para retirar de Dios y para no enseñar al niño que existe Dios, y que todo a Él tiene que pedírselo. Pedírselo todo y Prometerle no pecar, que pecar es no cumplir los Mandamientos, que cumpliéndolos, ya Dios puede elegirte para que, con cuerpo, digas: “Yo veo a Dios”. Y ya te harán preguntas, y verán que la contestación es de Dios.

En esta Enseñanza también entra que si pecado hiciste y a Dios buscas, el Perdón Dios te da. Porque Dios se hizo Hombre para enseñar a no pecar y para perdonar al que arrepentido estaba del mal que hizo.

Ya, si el hombre aprendiera a vivir en el Prójimo, no podría hacer ni manejar armamentos de guerra, porque Prójimo es Dios y hermanos tuyos, por ser todos hijos de Dios, y Dios el Padre Eterno.

Desperté, oí.

La cultura está desafiando al Poder de Dios.

Una vez que la Enseñanza de la Vida Eterna la tiene quieta y despreciada de la enseñanza.

La cultura, poniendo a Dios lo primero, el pecado se achicaba y abundaban hombres buenos.

¡Es lástima que el adelanto y el progreso no sirvan para poner grandes puertas en el Infierno!

Con negación al pecado y practicando los Mandamientos.

Pide a Dios que el hombre se dé cuenta de que la cultura lo está engañando.


***