jueves, 22 de abril de 2010

No basta con decir sí - Libro 72 - Dios Comunica y Da Nombres - Tomo VII - Pag. 40-41-42


En Sueño Profético decían:

Si el que tiene que decir sí conociera el Lenguaje de Dios no podría negar el sí al tener estos Escritos en sus manos.

Dijo Catalina de Siena:

-El sí sale del Amor que a Dios le tengas. El sí sale de adentro, sin que nadie lo detenga. Pues si te falta Amor y en Dios piensas, aunque no Lo quieras, tienes que ser justo para después entregar cuentas. Puede que después de que el hombre dé el sí Aquí no venga, porque no basta con decir que estos Escritos no son del hombre mientas vivan en la Tierra. Las cosas de Dios se ven claras, aunque el hombre nunca quiera verlas porque no piensa en los anteriores Elegidos, en los primeros Profetas, en todo lo que hay escrito si lo dejaran como lo escribió el Elegido o como lo contó para dar testimonio de vivir la Presencia de Dios sin carne.

Carne: Refugio del Demonio.

Carne: Engaño del espíritu cuando no está al servicio de Dios. Cuando el espíritu está al servicio de Dios conoce lo de Dios y rechaza lo que va en contra de Dios, y ya acepta por conocer, no por temor.

-Los que a mí no me aceptaron ni querían que yo fuera por Dios mandada no están en la Gloria, que es el sitio donde Dios entra al que Lo ama y quiere su Gloria. Pero no entra al que tiene que decir por fuerza: “Sí, es Dios del Cielo”.

Desperté, oí:

El que sabía, antes de su venida, que existía Dios, si no amó no entró en la Gloria.

El que Lo conoció de Hombre con el Nombre de Jesús y Maestro, si no Lo amó no entró en la Gloria.

El que vivió con Elegidos y sabia que eran movidos por una fuerza de este Cielo, si no los amó no entró en la Gloria.

El “si Dios existe” o el “si esto es de Dios” no te entra en la Gloria.

La Gloria abre las puertas al Amor, porque Allí está el Dueño; a la caridad, que es cumplir el Evangelio; y al vivir en Oración con misterios de tus hechos.

Pero porque digas que Esto es del Cielo no te ves Aquí, ya que si te falta Amor a Dios le haces sufrir.

Haz examen de conciencia después de poner el sí, y ya sabes cuando mueras si a la Gloria puedes venir.

CATALINA DE SIENA


***