viernes, 23 de abril de 2010

Su Voz es alegría con sufrimiento - Libro 58 - Meditaciones y Palabras Directas Con El Padre Eterno - Tomo VI - Pag. 125-126-127


En Sueño Profético se oía la Voz de Dios Hijo con estas Palabras (que son para el Elegido):

La montaña ya la has subido, porque mi Padre la puso en llano, que es el sufrir quitarlo. Que el sufrir lo dan porque no creen en mi Existencia. Mi Padre da el Mando en Mí para que mi Cuerpo lo vean como cuando estuve en la Tierra. Entonces quedó mi Imagen y hoy es el mismo Cuerpo con Mando de mi Padre, que es el único Dios Padre que hay; igual que el único Dios Hijo es el que está dictando estas Palabras. Ya, que todo el tiempo sea para cundir mis Palabras. Que este Mando lo manda Dios Padre.

Después de oír estas Palabras, se veían unas grandes nubes, pero parecían casas, por la altura que tenían. Ya se quitaron, y quedó la Presencia de Dios Hijo con estas Palabras:

“El que no crea estas Palabras, que no diga mi Nombre para que Yo cure o perdone al que a Dios ofendió cuando tenía sufrimientos de la Tierra”.

Desperté, oí:

En estas Palabras que ha dicho Dios Hijo en el Arrobo, pusieron unos Rayos de Luz que llegaban al suelo; y Dios Hijo, de cintura para arriba, los ponía para el Cielo.

El oír su Voz es alegría con sufrimiento, por querer que aquí ya hubieran grandes peticiones para poder oír al que Dios trae a su Gloria con cuerpo.

Decían en la Gloria que aquí ya todo el tiempo sea para poder traer a la Presentación de los Libros a los que los prólogos han dado.

Aquí lo que se necesita es buscar cada día a hombres con grandes cargos de la Tierra, para que se cunda que Dios con Cuerpo se presenta.

Esto en el Arrobo, y también el Elegido con cuerpo ve cosas que no son de la Tierra.

Que son los Humos Divinos, que no se quitan de su presencia.

Para ser Elegido para enseñar de la Gloria tienes que pasar sufrimientos y a Dios más Seguirlo y Quererlo.

Que a veces, estos sufrimientos son chicos y los espíritus del mal te atormentan por querer de Dios retirarte.

Oí un chirreo de pájaros a media noche, me levante y nada se veía después del ruido tan grande.

Estas Palabras me dicen que queden dictadas.


***